Se acerca el fin de 2021 y seguramente pronto estarás recibiendo el tan esperado aguinaldo que llega como recompensa de un año de esfuerzo y arduo trabajo.

El aguinaldo o bono de fin de año es una bonificación obligatoria que deben recibir empleados tanto del sector público como del privado en algunos países, sin embargo, no es una prestación universal. En América Latina solo los trabajadores de México, Argentina, Puerto Rico, Chile, Nicaragua, Colombia, Brasil y Chile cuentan con este beneficio. En Europa, Italia, Portugal, España, Francia, Grecia, Austria, Bélgica, Chipre, Finlandia, Suecia, Turquía, Dinamarca, Alemania y Suiza también cuentan con este beneficio, así como algunos países asiáticos como India, Indonesia, Filipinas, Singapur, Taiwán, China, Malasia y Hong Kong.

Y aunque cada país tiene sus propias leyes laborales y el aguinaldo se calcula de diferentes maneras, lo cierto es que siempre hay formas de darle un buen uso. Por ello, antes de que te contagies de la euforia navideña y “gastes” todo ese dinero en “compras mentales”, considera reservar un porcentaje de éste para invertirlo en tu patrimonio.  

Aquí algunas ideas para sacarle el mayor provecho:

  1. Ahorra para el enganche: Ésta podría ser una buena oportunidad para comprar una vivienda propia y dejar de pagar renta, o adquirir un espacio que se adapte mejor a tus nuevas necesidades y las de tu familia, ya que hoy, en la mayoría de los mercados de América Latina como resultado de la pandemia, puedes comprar un inmueble a un buen precio, con un crédito con menor tasa, pagando una mensualidad fija. Por ello, una parte de tu aguinaldo podría ser un buen punto de partida para elaborar una estrategia de ahorro y reunir el enganche de tu casa o departamento soñado.
  2. Remodela: Aunque muchos hemos regresado a nuestras actividades presenciales de manera parcial o total, es un hecho que tras la pandemia surgieron nuevas necesidades para hacer de nuestras viviendas lugares más funcionales, seguros y agradables para llevar a cabo nuestras actividades de la forma más cómodamente posible. Si estás pensando en darle mantenimiento a tu casa o departamento, adaptar algún espacio o realizar una ampliación, ésta es una buena oportunidad para hacer buen uso de tu dinero.
  3. Adelanta pagos de tu crédito hipotecario: Abonar un dinero extra a la mensualidad de tu crédito hipotecario puede ahorrarte muchos intereses y reducir la duración del crédito. Eso sí, revisa tu contrato y tu tabla de amortización para asegurarte de que no haya penalizaciones por pagos anticipados pues, aunque este cobro es poco común en los contratos recientes, vale la pena verificarlo para evitar sorpresas y garantizar que esta inversión reditúe al 100%.
  4. Convierte tu casa en un “hogar inteligente” y más amigable con el ambiente: La tecnología no solo ha sido una gran aliada para realizar nuestras actividades a distancia, también se ha convertido en una necesidad en el diseño de los espacios inteligentes en los hogares, ya que además de comodidad y bienestar, integrar este tipo de servicios interconectados por medio de redes interiores y exteriores de comunicación, cableadas o inalámbricas, supone una gestión energética más eficiente y mayor seguridad para sus habitantes, por lo que, además de beneficios para el planeta, con el tiempo, puede significar importantes ahorros en los recibos de luz, agua y gas.
  5. Reduce deudas y mejora tu historial crediticio. Usar tu aguinaldo para saldar tus deudas no solo es una oportunidad para mejorar tu salud financiera y reducir preocupaciones, también te permitirá mejorar tu historial crediticio y acceder a créditos hipotecarios con mejores tasas de interés y mayores beneficios.

En Cibergestión apoyamos a las entidades bancarias en México y América Latina a facilitar sus procesos de originación de créditos hipotecarios para cualquier tipo de inmuebles. ¡Conócenos!  #SomosCibergestión by BC

Comments are closed.