La seguridad y comodidad de tener un lugar propio para vivir es una de las grandes metas de muchas personas, por ello, y al ser una de las decisiones personales y financieras más importantes a lo largo de la vida, es común que surjan dudas sobre cuándo es el momento indicado para llevarlo a cabo. ¿Existe realmente una edad ideal para hacerlo? 

Antes de los 30 o puedo esperarme hasta los 40

Aunque no hay una regla, pues depende de varios factores como la situación, personal, profesional y económica de quien desee asumir un compromiso de esta naturaleza, las instituciones bancarias consideran que entre los 25 y 35 años es la mejor edad para adquirir un crédito hipotecario, ya que, en este rango de edad, la mayoría de las personas cuentan con independencia económica, pueden cubrir sus gastos mensuales sin ningún problema, han contraído pocas deudas a largo plazo, y tienen mayor certeza de su futuro laboral, así como oportunidades de crecimiento en el trabajo.

Además de que muy probablemente a esta edad ya se cuente con un historial crediticio que permita acceder a un crédito, no tengan aún familia propia o si ya tienen pareja puedan sumar sus créditos o salarios para comprar una casa o departamento de mayor valor y condiciones, ya sea en cuestión de espacio, ubicación o amenidades.

Tiempo, dinero y esfuerzo

Sin embargo, a pesar de la importancia de los factores antes mencionados, la decisión de comprar una propiedad supone una de las mayores decisiones financieras que se pueden tomar en la vida, por lo que no es una decisión que deba tomarse a la ligera por el nivel de compromiso a largo plazo que se tiene que asumir a la hora de obtener un crédito hipotecario.

En este último punto es importante señalar la importancia del ahorro, ya que uno de los aspectos que se deben considerar antes de solicitar un crédito hipotecario es el enganche o pie, es decir, el porcentaje del valor total de la propiedad que entregar al momento de que te sea otorgado el crédito. Aunque el monto puede variar dependiendo de la institución financiera y de tu propia situación económica, se recomienda que sea de entre el 20 y 30% del valor total del inmueble que quieres adquirir.

El ahorro previo es importante a la hora de comprar una vivienda, ya que, además de cubrir el monto del enganche, también se deben contemplar pagar algunos gastos adicionales al costo de la propiedad y del crédito.

Definir cuál es tu situación financiera y tener claros los motivos por los que quieres comprar una casa o departamento son los primeros puntos a reflexionar para tomar la decisión de adquirir un crédito hipotecario. Sin embargo, te recomendamos investigar las distintas opciones que ofrece el mercado para analizar si estás en el mejor momento para asumir con tranquilidad este compromiso a largo plazo.

En América Latina, al igual que otras partes del mundo, cada institución financiera fija sus propias condiciones para liquidar un préstamo hipotecario con base en un estudio que evalúa la capacidad de pago del solicitante -considerando su nivel de ingresos, entre otros aspectos como edad, historial crediticio, etcétera-, sin embargo, cada entidad financiera puede dar cierto margen para elegir el plazo.

Según los expertos, el éxito financiero se construye a partir de tres pilares fundamentales: tiempo, dinero y constancia, por ello consideran que la mejor manera de ser financieramente estable es aprender a administrar tu dinero, lo cual te permitirá aprender a manejar tus recursos desde una edad temprana e ir logrando tus objetivos financieros a corto, mediano y largo plazo.

Con 40 años de experiencia, en Cibergestión by BC somos líderes en la originación y formalización de créditos hipotecarios en América Latina. ¡Conócenos! #SomosCibergestión.

Leave A Comment