El historial crediticio es un registro de todas las operaciones a crédito que hayas realizado a lo largo de tu vida financiera, en el que se detalla el número de créditos que tienes contratados, a cuánto asciende la deuda o saldo pendiente de cada uno, cada cuánto pagas tus créditos y si eres puntual en los pagos de los mismos.

¿Por qué es importante tener un buen historial?

Esta información es tu carta de presentación al momento de solicitar algún tipo de crédito, ya que es consultada por los bancos u otras instituciones financieras que estén analizando brindarte algún tipo de financiamiento.

¿Dónde se registra la información crediticia?

En la mayoría de los países en América Latina existen sistemas de información crediticios, públicos y/o privados, que recopilan información en formato estandarizado de diversos tipos de prestamistas, como bancos, empresas emisoras de tarjetas de crédito, prestamistas minoristas, otras instituciones financieras no bancarias y empresas de servicios públicos.

  • En México. Existen dos instituciones, el Buró y el Círculo de Crédito, que tienen una base de datos en la que almacenan toda la información relacionada con el crédito, de todas las personas y empresas del país. Esta información, permanece almacenada por 6 años y nadie la puede “eliminar” del sistema. 
  • En Chile: Actualmente operan: Equifax/Dicom, SinacofiI, SIISA y Transunion. Estas cuatro empresas han suscrito acuerdos de distribución con El Boletín Comercial, el cual es un banco de datos de información económica, financiera, bancaria o comercial, administrado por la Cámara de Comercio de Santiago A.G. (CCS).
  • En Colombia. Se puede consultar los puntajes de crédito a través de DataCrédito Experian o CIFIN Central de Información Financiera, ésta última fue adquirida por TransUnion a partir de febrero de 2016.
  • En Perú. Es posible solicitar la hoja de vida crediticia, a través del portal de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP. Asimismo existen 4 Centrales de Riesgo que poseen registros de datos de las operaciones mercantiles de las diferentes entidades financieras así como también, de la hoja de vida crediticia de las personas naturales y particulares: Equifax, Experian, Sentinel y Xchange.

¿Qué es y cómo se interpreta la puntuación crediticia?

Al momento de acceder a tu “Registro de Datos Crediticios”, podrás visualizar diferentes secciones y bloques, así como un score o puntuación crediticia, que se refiere a la calificación que has obtenido, basada en métodos estadísticos que predicen la probabilidad de que pagues tus deudas a tiempo. 

Si bien toda la información contenida en este reporte es relevante, es importante revisar con más detenimiento que los datos generales estén bien escritos, que todos los créditos que aparezcan en el resumen sean tuyos y si hay errores como una homonimia o un crédito no solicitado.

Recomendaciones para revisar tu reporte crediticio
1. Recuerda que los bancos y las empresas pueden revisar tu reporte crediticio únicamente con tu consentimiento y autorización. De lo contrario, no podrán acceder a esta información ya que es privada.
2. Revisa tu reporte crediticio con regularidad para verificar que la información contenida sea correcta, y, de no ser así, solicitar una reclamación.
3. El reporte ofrece información como el historial de crédito que tiene la persona, las consultas que hayan sido realizadas a ese historial crediticio y por quién han sido consultadas.
4. Como usuario, en la mayoría de los casos es posible solicitar este reporte una vez al año de forma gratuita, sin embargo, es posible realizar una consulta cada vez que lo necesites, aunque ello puede implicar algún costo adicional.

En el momento en el que el usuario genera un contrato que le obliga a pagar periódicamente un servicio o crédito, se registra su actividad en el bureau de crédito. Contar con un buen historial crediticio genera múltiples beneficios, como: recibir oportunidades de diferentes tipos de crédito, un mayor aforo para créditos hipotecarios, mejores niveles en tarjetas de crédito, así como mayores plazos para pagar, entre otros. Aquí algunos consejos para lograrlo:

  • Si tienes cuentas pendientes por pagar, ajusta tu presupuesto para poder cumplir con tus compromisos financieros en tiempo y forma. Pagar tus deudas a tiempo tiene una gran influencia positiva en tu score.
  • Evita adquirir nuevas deudas para mantener y mejorar tu calificación.
  • Recuerda pagar todas tus deudas, cualquier deuda, por pequeña que sea puede afectar tu puntuación crediticia.
  • Si por alguna razón no puedes pagar una deuda, acércate a la institución que te otorgó el crédito para refinanciarlo por cuotas más accesibles.
  • No utilices todo tu límite de crédito; recuerda solo utilizar lo que puedes pagar.
  • Cierra los créditos que no uses, tener muchos créditos abiertos baja tus posibilidades de tener uno nuevo.

Trata de seguir estas recomendaciones y tener un historial crediticio sano que te permita solicitar un crédito para comprar una vivienda, un auto o una tarjeta de crédito y te la aprueben sin ningún contratiempo.

En Cibergestión by BC ayudamos a los bancos a facilitar sus procesos de originación de créditos. Nuestra plataforma de crédito multidispositivo y multiplataforma permite a nuestros clientes ofrecer servicio de crédito -automotriz, personal o dirigido negocios-  forma rápida y segura que respondan a las necesidades de movilidad del mercado, sin la necesidad de largos y costosos desarrollos internos del servicio. ¡Conócenos! #SomosCibergestión!

Leave A Comment