La adquisición de un inmueble es una de las inversiones más importantes que podemos realizar en nuestra vida, por ello debemos cuidar todos los detalles para que la operación se realice de la mejor forma , cuidando siempre  la seguridad y certeza jurídica que requiere. 

Aquí te explicamos algunos de los aspectos y términos que debes conocer para facilitar la ejecución de trámites y pasos durante el proceso de adquisición de un inmueble, así como los actos que debes realizar después:

Enajenación de bienes. – Es la acción de transmitir bienes de un patrimonio a otro, cuando se tiene el derecho legítimo de hacerlo y puede ser debido a un hecho o acto jurídico. Las figuras más frecuentes para adquirir un inmueble son: la compraventa, la permuta, la donación, la ejecución de un fideicomiso, la subasta, las sucesiones hereditarias, etc.

 Al adquirir un inmueble, se tiene el derecho de gozar, disfrutar y disponer del bien, con las limitaciones que le pueda imponer la Ley.

Obligado solidario y garante hipotecario. – En el caso de contratos de crédito con garantía hipotecaria, la finalidad de ambas figuras jurídicas, aunque en diferente medida, es la misma: garantizar el pago del crédito al acreedor; sin embargo, la diferencia es la medida en que otorga esa garantía de pago, es decir, el grado en que aseguran al acreedor que su crédito será satisfecho.

En relación con lo anterior diremos que las garantías se pueden clasificar en garantías reales y garantías personales. En las garantías reales se responde privilegiadamente con bienes específicos y concretos del deudor o del garante, como es el caso de la garantía hipotecaria, y en las personales con la solvencia económica de las personas, entre ellas la obligación solidaria.

La obligación solidaria es una garantía personal quese adiciona como una seguridad añadida al acreedor y, una vez constituida, el deudor responde del cumplimiento de la obligación con todos sus bienes, con excepción de aquellos que, conforme a la ley, son inalienables o no embargables.

Propiedad y dominio.- La propiedad es el derecho que tiene una para gozar y disponer de sus bienes con las limitaciones establecidas por la ley y que se puede adquirir de forma onerosa –cuando el adquirente paga una contraprestación por el bien o un precio cierto y en dinero, por ejemplo, a través de un contrato de compraventa–,  o gratuita –cuando el adquirente obtiene el bien sin pagar una contraprestación, como por ejemplo, la donación o la herencia–.

Conocer estos conceptos legales te da las bases para comprar, vender o donar una propiedad. Recuerda que un buen contrato garantiza que un negocio inmobiliario llegue a buen puerto, previendo las eventualidades que puedan surgir y estableciendo mecanismos de resolución para evitar problemas legales. La próxima semana abordaremos otros conceptos legales.

En Cibergestión by BC contamos con un equipo de expertos para llevar a cabo procesos de cancelación de créditos, gestoría jurídica de inmuebles y otros activos (libertad de gravámenes, emisión de certificados, etcétera), así como gestión y dictaminación documental.

Leave A Comment